Translate page into English

El Artista Crossover

Hoy en día se escucha mucho la palabra “crossover”. Esta palabra se refiere a una revolución en la cultura “pop”: el “cruzar fronteras” o la integración del español con el inglés. En las comidas, en la moda, en lo que esta sucediendo ahora. La influencia de nuestros vecinos al sur atrae nuestras preferencias. Incita a nuestro gusto por lo excitante y por el sabor de la vida. Es sexy y exuberante. Exótico, pero a la vez muy familiar, pues lo hemos estado disfrutando por muchos anos.

Jose Feliciano and Sammy Davis Jr.

La música, también, ha conocido esta revolución. Hemos sido testigos del “crossover” de los artistas de habla hispana y su música al mercado en inglés. Tomemos por ejemplo a Julio Iglesias. Su estilo al cantar, tan suave y tierno, ha encendido los corazones de muchas jóvenes del norte desde los años 80. El grupo, “The Miami Sound Machine”, también trajo ritmos latinos a las costas norteamericanas, y con el apoyo de Gloria Estefan, se introdujo esta música a la juventud americana.

Adicionalmente, Shakira, Marc Anthony, Santana y Enrique Iglesias continúan cultivando una música que es seductiva y alegre. El sonido latino hoy en día puede ser festivo y vibrante, o intenso y sensible. Se mueve y nos mueve!

Jose Feliciano playing at the Vatican.

Nos hemos familiarizado tanto con la presencia latina, que se ha convertido realmente en parte de nuestro ser. Rara vez notamos esta distinción. Nos hemos acostumbrado tanto al ritmo y al sonido que nos es tan familiar como la salsa y las tostadas, pero cuando usamos esta palabra, “crossover”, nos referimos a la fusión total de las dos culturas, una asimilación completa a nuestros gustos, en lo musical y en lo demás.

Por lo tanto, basado en esta conclusión, en verdad el artista “crossover” original es José Feliciano. Su nombre y su música fueron integrados al escenario americano en 1968 cuando tomo un éxito “rock” contemporáneo de “The Doors” y lo transformó, no solamente a nuestro sentido de sensualidad, pero también a nuestro sabor picante. Igualmente ese año, “The National Association of Recording Arts and Sciences” le otorgó a José cinco nominaciones al “Grammy” y logró dos premios “Grammy” por su álbum, “Feliciano!”. Fue nombrado el Mejor Artista Revelación del Ano en 1968 – lo cual, sin duda, fue el sello definitivo del “crossover”. Para entonces nuestro paladar se había desarrollado, habíamos adquirido un sabor para lo picante, lo rítmico y lo sensual.

Jose Feliciano with the Cast of Chico and the Man

Fue José Feliciano, después de todo, el que transformó nuestro sentido de interpretación del himno nacional, “The Star Spangled Banner”. El fue el primero en adaptar el himno a su propio estilo, y desde entonces es una práctica popular entre los artistas. Más “crossed over” no puede ser!

A través de los años, la música de Feliciano ha penetrado el mercado norteamericano, influenciándolo sutilmente con su guitarra acústica clásica, las inflexiones distintas de su voz y sus ritmos caribeños. Recientemente, José recibió su nominación “Grammy” número 16 y continúa adelante, satisfaciendo así su — y nuestra — curiosidad musical. Él está transformando el camino de la música hacia un estilo sensual y rítmico que fomenta nuestra diversidad cultural innata. Su música nos reafirma que pertenecemos el uno al otro y que después de todo debemos estar unidos.

Probablemente, ningún otro artista ha contribuido a esta revolución cultural con más certeza y dedicación que José Feliciano. Su estilo único de “crossover” es absolutamente nítido al combinar los dos idiomas con fluidez. La canción, Feliz Navidad, “I Want To Wish You A Merry Christmas”, muestra su facilidad de expresión del uno al otro.

La revolución “crossover” ha sido tranquila, pero a la vez ha sido una progresión vibrante hacia un estilo de vida musical ecléctico que nació bajo el sol y va camino a las estrellas, y, por más de treinta anos, José Feliciano ha sido el corazón de este estilo.