Translate page into English

Memorias

José Feliciano realmente tiene un don de Dios, más allá de lo obvio, que él comparte con nosotros. Entre más pasa el tiempo, más me doy cuenta de lo especial que es José: su ingenio y sabiduría, su sentido de honorabilidad y compasión por sus semejantes a la vez que naturaleza intuitiva. Cualquiera que haya tenido la oportunidad de compartir con José ha sido motivado a ser una mejor persona como resultado de su encuentro. Su sentido del humor y su conocimiento es legendario. Su reputación a través de los años, se ha mantenido intacta, afrontando los obstáculos de la vida con valor y firmeza. Indudablemente lo que más me impresiono, y me impresiona aun de José, es su gran habilidad para comunicarse con toda la gente, personas de diferentes culturas, razas, clases sociales y edades.

Al crear y mantener el sitio personal de José Feliciano, les he pedido cartas a amigos y a aquellos que han tenido experiencias mágicas con José, tanto en grabaciones como personalmente. De repente me doy cuenta que yo también, habiendo conocido a José por mas de 40 anos, y habiendo viajado con el regularmente por case 20 de ellos (hasta que nuestra hija nació y comenzamos la familia, también atesoro una cantidad de momentos y memorias que podrían llenar libros enteros!

Con este pensamiento, empecé a revivir muchos de esos cientos (o miles?) de momentos que han tocado mi corazón y han hecho de mí, en alguna forma, la persona que hoy soy.

Cariñosamente, Susan Feliciano+

Haz clic en cada titulo para leer los detalles de las memorias. Haz clic de nuevo en el titulo de la memoria o en “close box” para cerrar la ventana.



A través de los años, José se ha presentado junto con otros artistas de renombre y ante muchas celebridades del mundo. Su personalidad vibrante y contagiosa crea buena química entre sus amigos y con todas las personas. Es increíble ver la forma en que se conecta y se relaciona con todos, sin importar la edad, origen, antecedentes, su trato es igual para todos. Puede ser en forma de un saludo a un extranjero en su lengua materna, compartiendo el gusto por la misma comida o música. José logra relacionarse con todos de forma especial, haciéndolos sentir que los conoce y realmente, si los conoce. ¡Que regalo tan grande!

Su gran habilidad comunicarse con los demás ha sido destacada a través del tiempo – gozando al viajar constantemente – y con oído inquisitivo, José ha podido capturar la esencia de la gente y los diferentes lugares de mundo. Con un gran amor por la historia y las noticias de actualidad, el ha acumulado una gran sabiduría que comparte abiertamente con sus seres más queridos.

Por todo esto, estaré eternamente agradecida. Gracias a él tengo mayor comprensión por los demás. Valoro los años compartidos en las giras. (Aunque mi orgullo mayor es el de ser madre, esposa, ama de casa y socia). Recordaré siempre con gran cariño aquellos momentos que han esculpido nuestras vidas: la magnífica acústica en Sydney Opera House, el terrible incendio del hotel en Puerto Rico, nuestra queridísima Catedral de San Esteban en Viena; el público locamente entusiasta en Caracas; la familia real de Noruega; el tren bala en Kyoto, el antiguo castillo en Segovia, España; el ajetreo en las presentaciones de una noche por diferentes ciudades en los Estados Unidos, y en especial montar un camello al pie de las famosas Pirámides.

Con amor, Susan+