Translate page into English

BIOGRAFIA

FELICIANO: Un Nombre que es Sinónimo de Música..

Jose Feliciano

Su nombre es sinónimo de una presencia internacional que ha influenciado la música popular por más de dos generaciones. Es también sinónimo de una presencia que ha unido estilos musicales en una forma inigualable. José Feliciano es reconocido como el primer artista latino en introducirse al mercado de la música en inglés, abriendo las puertas a otros artistas quienes ahora representan una parte importante en la industria musical Americana.

Igualmente importante, Feliciano ha sido aclamado por críticos alrededor del mundo como “El más grande guitarrista viviente”. Se ha referido a él como “El Picasso de su Arte”, pues los galardones a José Feliciano son numerosos. Ha sido galardonado con más de cuarenta y cinco discos de oro y platino; ha recibido diecinueve nominaciones al premio Grammy, el cual ha ganado en nueve ocasiones, incluyendo el premio LARAS “Lifetime Achievement” (una vida de éxito).

La carrera de José Feliciano fue inmortalizada con una estrella en el “Paseo de la Fama” en Hollywood. La ciudad de Nueva York lo honró al cambiar el nombre de la Escuela Pública 155 en East Harlem, a “La Escuela de Artes Escénicas José Feliciano”. La Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, prestigiosa y antigua Orden Papal de la Iglesia Católica le ha dado el titulo de “Caballero” en la Catedral de San Patricio. José también recibió un Doctorado Honorífico en Letras y Humanidades otorgado por la Universidad del Sagrado Corazón en Fairfield, Connecticut, por su contribución musical y humanitaria al mundo.

La revista “Guitar Player” le otorgó el premio “Mejor Guitarrista Pop”, colocándolo en la “Galería de los Grandes”. Encuestas de la revista Playboy han recibido votos colocando a José como Mejor Guitarrista en ambos géneros: Jazz y Rock. En 1996, José Feliciano fue seleccionado para recibir el premio ” Lifetime Achievement” (una vida de éxito) de la revista Billboard

Siempre en constante demanda, José se ha presentado junto con otros artistas de renombre y ante muchas personalidades del mundo. Ha disfrutado el tocar con muchas de las orquestas más famosas incluyendo la Sinfónica de Londres, la Filarmónica de Los Angeles y la Orquesta Sinfónica de Viena. Se ha presentado en los más grandes programas de televisión a nivel mundial. El también ha producido sus propios
especiales, y varias de sus composiciones han figurado en televisión, cine y obras de teatro.

José nació ciego, de origen humilde, el 10 de septiembre de 1945, en Lares, Puerto Rico. Es uno de once hermanos. Su historia de amor con la música comenzó a la edad de tres años, tocando el fondo de una lata de galletas, mientras acompañaba a su tío que tocaba el cuatro. A la edad de cinco años, su familia emigró a la ciudad de Nueva York. Aprendió a tocar la concertina a los seis años usando un puñado de discos como su maestro. A los ocho años se presentó ante sus condiscípulos en la escuela pública 57 y a los nueve años se presentó en el Teatro Puertorriqueño, en el Bronx de Nueva York. Aventurándose mas allá del acordeón, aprendió por el mismo a tocar la guitarra con férrea determinación y, de nuevo, utilizando como maestro nada más que sus discos, practicando hasta catorce horas al día. Expuesto a la música Rock de los cincuentas se inspiró a cantar.

Jose Feliciano at age 6

A los diecisiete años José dejó la escuela, ya que su papá se encontraba sin trabajo y él quería aportar ayuda a su familia. José tocaba en cafés en Greenwich Village recibiendo como salario lo que en aquella época era costumbre – pasar el sombrero. Toco en cafés, clubs desde Boston hasta Cleveland y Detroit, Chicago y Colorado. Un crítico musical del “New York Times” escribiendo sobre su participación en Gerde’s Folk City se refirió a José como “un mago de diez dedos que juguetea, corre, rueda, puntea y reverbera sus seis cuerdas de una manera incomparable… Luego añadió: “Si quieren ser testigos del nacimiento de una gran estrella, presencien al Señor Feliciano antes de que parta mañanapor la noche.” Mas o menos por este tiempo, Jack Sommer, ejecutivo de RCA, fue a la “Village” para la audición de un trío, pero en vez del trío el escucho a José tocar y lo firmo con la RCA. Este fue, de verdad, el Nacimiento de una Estrella.

Sin embargo su primera gran oportunidad en la industria musical, ocurrió en el mercado hispano cuando, en 1966, después de una interpretación espectacular en el festival Mar de Plata en Argentina, los ejecutivos de la disquera RCA en Buenos Aires, animaron a José a quedarse para grabar un disco en español. “Realmente no sabían que hacer conmigo en el estudio”, recuerda José, “Les sugerí que grabáramos unos boleros clásicos -canciones familiares de mi infancia”. Su interpretación del bolero clásico de la época fue extraordinaria. Su primer sencillo, “Poquita Fe”, fue un gran éxito, y el tema, “Usted”, fue aun más grande.

José tomo piezas que no habían cambiado a través de los años y las hizo nuevas. Creó un estilo propio de guitarra acústica con un melodioso sonido usando inflexiones vocales usuales de jazz e influencias americanas que José adquirió durante su adolescencia. Su estilo fue exitoso y José se convirtió en un “ídolo adolescente” de aquellos tiempos. Su presencia en algún aeropuerto o su partida de algún hotel u otro sitio ocasionaba caos entre los fans. Se dieron a conocer dos discos más en forma similar llevando el ya conocido nombre de José Feliciano a través de Sur y Centro América, México y el Caribe.

De regreso en los Estados Unidos, los ejecutivos de la RCA reunieron a José con el productor, Rick Jarrard, animándole a grabar la canción del grupo, The Doors: “Light My Fire” que habían escuchado en un reciente concierto de José.

A sus veintitrés años, José Feliciano había recibido cinco nominaciones al Grammy, y dos premios Grammy, por su disco, “Feliciano”, presentándose
por el mundo entero y grabando sus canciones en cuatro idiomas. José no se conformaba con esto. El deseaba ampliar su carrera para incluir la actuación y por unos cuanto años José interpretó algunos papeles dramáticos, incluyendo un episodio en las siguientes series de televisión: “Kung Fu”, “Macmillan y Esposa” y “Chico & The Man”. “Esto fue muy divertido”, recuerda José, “pero yo soy músico, sin vuelta de hoja, soy
músico.”

Existen tres canciones que han sido claves para José: 1) “Light My Fire” alcanzó el primer lugar en la lista de popularidad en 1968, según el editor de la canción, José la ha convertido en un estándar de la música. 2) “Che Será”, fue un mega-éxito en Europa, Asia y Sur América. Por supuesto no podría faltar la numero 3)”Feliz Navidad” que representa una tradición al nivel mundial durante las fechas navideñas. De hecho, se ha convertido en la canción mas popular en iTunes para bajar. Al mismo tiempo la ASCAP – la ha colocado entre las 25 canciones navideñas más grandes del siglo.

El mundo entero ha disfrutado de muchas canciones de José Feliciano entre ellas: “Rain”, “Chico and the Man”, “California Dreamin”, “Destiny”,”Affirmation”, “Ay Cariño,” “Ponte A Cantar,” “Cuando El Amor Se Acaba,” “Porque Te Tengo Que Olvidar?”” e innumerables más, muchas de las cuales has sido compuestas por él mismo. José debutó en el mundo cinematográfico en 1995 en la película ganadora del premio Oscar, “Fargo” en su participación especial y también interpretó la canción “Let’s Find Each Other Tonight”, tema de su propia inspiración en el que demuestra su gran talento como compositor y como artista.

Uno de los momentos más memorables en la vida de José, fue en diciembre 1 de 1987, encontrándose entre otros artistas legendarios al recibir la famosa estrella en el “Hollywood Walk of Fame”. Su nombre ha quedado grabado permanentemente en este lugar de fama mundial. En forma similar ha sido halagado con una estrella en su tierra natal, Puerto Rico, en el sitio “Walk of Fame”, junto con sus patriotas José Ferrer y Raúl Julia. Una escultura de sus manos mantiene un lugar especial en el mundialmente reconocido museo, Madame Tussaud’s en Londres.

Desde un punto de vista histórico, es importante notar que José Feliciano fue el primer artista en cantar el himno nacional con un estilo propio, distinto a la versión tradicional. Esto ocurrió el 7 de octubre de 1968 durante el quinto juego de La Serie Mundial de béisbol entre los anfitriones Tigres de Detroit y los Cardenales de San Luis. Fue la primera vez que el himno llegara a la lista de grabaciones de popularidad – Top 40. Nuevamente con este acontecimiento, se puede concluir que José abrió las puertas a la nueva modalidad de estilo entre las generaciones. Hoy en día, es raro escuchar el himno nacional exactamente en la forma tradicional, desde aquella presentación histórica de José Feliciano donde llamó la atención del mundo entero de una manera sorprendente.

Como mencionamos anteriormente, José Feliciano frecuentemente emprendía otros géneros artísticos, incluyendo la invitación de 1989 del autor legendario, Ray Bradbury, para crear piezas musicales para la obra de teatro, “The Wonderful Ice Cream Suit.” José y su esposa, Susan, tomaron el reto de componer más de una docena de canciones para este proyecto. Fue una experiencia placentera, cumpliendo su máxima ilusión al colaborar con uno de los grandes literarios del mundo. Esta producción tuvo gran éxito en el teatro, Pasadena Playhouse, recibiendo críticas favorables por los medios de comunicación, y por los visitantes a este teatro estatal en California.

José y Susan han estado juntos desde 1971. En 1988 fueron bendecidos con una hija, Melissa Anne; en 1991 con su primer hijo, Jonathan José y en 1995, con su tercer niño, Michael Julián. La familia Feliciano vive en una casa histórica de más de 275 años en el condado de Fairfield, Connecticut. Un lugar con mucha vida, incluso ruidoso ocasionalmente; el lugar perfecto para un hogar activo como la familia Feliciano! Cuando José está en casa, pasa el tiempo escribiendo y grabando en su estudio, disfrutando de béisbol — tanto jugando como escuchándolo en la radio — y siendo un papá!

Al principio de los años 90, José se dio el gusto de estar más cercano a su hogar, gozando de su familia e intentando alcanzar un sueño en su vida– “estar en el aire!” La estación de radio local en Wesport, Connecticut, WMMM, se convirtió en el instrumento para este deseo. Su director general, Mark Graham, y José montaron un show los sábados en la mañana que se llamaba “Hablando de Música”. Ahí charlaban juntos, compartían curiosidades musicales, entrevistaban a artistas musicales y compartían una gran variedad de música, desde del jazz hasta el rock de los años 50 y principios de los años 60 hasta el pop y más. La comunidad acogió su colaboración y el show continúo por más de un año hasta que los viajes de José no permitían el tiempo para producir un programa semanal.

A través de los años José ha sido parte de muchos acontecimientos históricos, compartiendo el escenario con otros artistas de renombre. Por ejemplo, José participo en la Celebración del Bicentenario de America en Ft. McHenry y en el Concierto de la Estatua de la Libertad, con Frank Sinatra, Elizabeth Taylor, Helen Hayes, Barry Manilow y Mikhail Baryshnikov delante de los Presidentes Reagan y Francois Mitterand. También figuró junto a Paul Simon y James Taylor, en el internacionalmente
aclamado “Back to the Ranch Benefit” en Long Island. Además ejecuto en el Especial Motown 25, donde Michael Jackson presento su “moonwalk” (paso de la luna o caminata lunar). José también recuerda, con mucho cariño, sus presentaciones en el concierto especial de la televisión PBS titulado “The Kennedy Center Presents – The Americanos Concert”, la ceremonia de iluminación del árbol de navidad en Washington, D.C. y la fiesta en la Casa Blanca.. José reconoce su gran fortuna, también, de haber conocido algunos de los artistas, escritores, científicos, deportistas más importantes del mundo, así como cabezas-de-estado, figuras de la realeza y, entre sus honores más grandes, haberse presentado ante dos Papas: Juan Pablo II durante “Navidad en el Vaticano” y el Papa Benedicto XVI en la Misa Papal en el Estadio Yankee.

Jose Feliciano playing at the Vatican.

En el otoño de 1997, José lanzó la grabación más importante en muchos años, “Señor Bolero,” . Este álbum marcó un retorno a sus raíces musicales, habiendo ya revolucionado el sonido del bolero temprano en su carrera, y ahora lo levanta a un nuevo estándar con esta canción muy romántica y clásica, con la cual se le habían asociado ya desde hacia mucho tiempo.

PolyGram, su casa disquera en ese momento, había diseñado una campaña promocional muy elaborada para subrayar esta estupenda colección de boleros y tenía planes de lanzar de cuatro a seis selecciones del álbum. La respuesta del público fue absolutamente fenomenal y en las primeras dos semanas de su lanzamiento, había vendido más que el anterior álbum en español, el cual, en aquel momento, tenía ya en el mercado alrededor de dos años. El primer sencillo de “Señor Bolero”, “Me Has Echado Al Olvido”, subió de inmediato al número uno en Nueva York y en países a través de Centro y Suramérica. En menos de seis semanas del lanzamiento de “Señor Bolero”, había ganado status de platino en los EE.UU. y Puerto Rico. Poco tiempo después fue nominado por NARAS como el mejor álbum Pop Latino del año, marcando la nominación numero dieciséis de José. “Señor Bolero” obtuvo status de DOBLE PLATINO en los Estados Unidos, Puerto Rico y Venezuela y de ORO en México,
Costa Rica y Argentina.

Una segunda parte salió con un entusiasmo similar junto con un nuevo plan para explorar otros géneros de la música en el futuro. José Feliciano entró a este nuevo milenio con gran impacto: los Premios Globos lo honraron con un enorme premio: “Artista del Milenio” y recibió el premio “Alma” por una vida de éxitos. Estos nuevos honores se unieron a una colección cada vez mayor de recuerdos que se alinean en las paredes de su estudio de grabación. Ellos dan a sus visitantes un sentimiento sobrecogedor cuando ven, con sus propios ojos, la historia del gran amor que sus admiradores de alrededor del mundo le demuestran y de una industria que lo ha acogido por 50 años!

En el 2005, se hizo un CD único para el “Universal Latino” con una colección de Mariachis, titulada, “A México… con Amor”. En él José expresó su afecto por la gente y la música de México en manera similar a la forma en que él iluminó la belleza del bolero a través de su carrera. Con los arreglos de orquesta de José Hernández, ha demostrado ser una colección imponente de clásicos mexicanos, presentados de una forma contemporánea — deleitando a oyentes desde México hasta Marruecos y desde Melbourne a Miami.

En septiembre del 2006, la Fundación Hispana de la Herencia Cultural, una organización que identifica, inspira, promueve y prepara modelos de vida Latinos a través de programas nacionales de cultura, educación, liderazgo y mano de obra, honró a José con su prestigioso premio “Lifetime Achievement” (éxito de toda una vida) en el “Kennedy Center en Washington DC. José se unía a ganadores anteriores del premio incluyendo Oscar de la Renta, Celia Cruz y Raúl Julia, José se sintió muy honrado ante las muestras de afecto durante las transmisiones de las televisoras Gala, NBC y Telemundo. Verdaderamente, José se había convertido en un icono bilingüe, el “crossover” original de nuestro tiempo y el mundo comenzaba a reconocerlo.

En 2008 se le fue dado otra oportunidad para expandir los límites musicalmente, al explorar el paisaje típico de la música Dominicana – La Bachata. El álbum, que forma parte de su ya popular “Serie Señor,” fue acertadamente titulado, “Señor Bachata!” Como Leila Cobo de Billboard.com bien lo que escribió: “Es siempre un desafío el sacar a un artista de su formato establecido y sumergirlo en otro. Así que es un tributo al arte de José Feliciano que él pueda moverse del pop y tropical a la Bachata, quizás el género más diferente en su larga historia de grabaciones. …”

Haciendo de éste un lanzamiento aún más emocionante e importante para José y la industria musical, “Señor Bachata!” obtuvo DOS GRAMMYS en el 2008: uno al “mejor álbum tropical contemporáneo” por LARAS, la Asociación Latina de Ciencias y Artes de la grabación, y otro al “mejor álbum tropical” por NARAS, la Asociación Nacional de Ciencias y Artes de la grabación.

Con esto dos Premios Grammy, José Feliciano se convierte en uno de los muy pocos artistas, que en un periodo de cuarenta y cuatro anos, se mantiene productivo en la industria disquera y ganando Grammys. En el caso de José, se ha mantenido en ambas culturas, Ingles y Español. Consecuentemente, en Noviembre del 2011 LARAS lo honro con su prestigioso premio “Lifetime Achievement” (éxito de toda una vida) en reconocimiento a una vida de trabajo. José pertenece ahora a una elite de individuos que, durante sus vidas, han contribuido grandemente a la industria del entretenimiento.

Aun con la atención dada a sus raíces en la cultura Latina y su vida en tierra Americana, la música de José ha tocado gente en todos los rincones del mundo. El tiene un afecto particular por Europa; en particular, Austria. A mediados de los ochentas, José grabo lo que llego a ser una canción icónica, “El sonido de Viena”, y durante muchos años los pasajeros de los vuelos de “Austrian Airlines” llegaban a Viena siendo recibidos con José cantando la misma. Ahora se ha convertido en el Himno Oficial de la Ciudad de Vienna.

José consecuentemente hace un hogar para si mismo en Ciudad de la Música con un “avant-garde” Café, ubicado a pocos pasos de la famosa Casa de la Opera en el corazón de la antigua Viena. “Don Feliciano” se está convirtiendo rápidamente en el lugar para increíble capuchino y pastelería, o para una bebida de adultos y música en vivo en la planta baja. Además, José es honrado al haber sido elegido para representar a Austria al nombrársele presidente honorario de la Fundación Infantil Ronald McDonald de Ayuda a la infancia de Austria, “Kinderhilfe.’ El privilegio de compartir la magia de lo que la Fundación Ronald McDonald hace por los niños y sus padres no tiene paralelo y José está muy entusiasmado de estar asociado a esta.

Cada vez que José vuelve a casa después de un viaje de concierto, un promocional o una misión de buena voluntad, él entra a su estudio de grabación y ahí se relaja, recarga energía y crea su música. No hay otro lugar en la tierra en donde él encuentre la paz y la alegría que él necesita como artista. Su longevidad y vitalidad son evidencia de este hecho. En este ambiente, él creó un álbum especial, “El Soundtrax de Mi Vida”, una grabación totalmente única de material original, que es totalmente suyo: orgánico y personal. Grabado en un período de 5 años, cada canción es muy personal para José. Otro es su primero, y único (hasta la fecha) álbum instrumental, el cual el llama cariñosamente su “Señora de Seis-Cuerdas”. Otra grabación que el ha desarrollado en casa es la colección “Clásicos norteamericanos con sabor latino” y “los Django-Ismos: la Música de Django Reinhardt”. José también grabó 2 CDs de la Hermana Marie Roccapriore “Ministerio de Música de Niños Espíritu de Gozo” y un álbum del “Tío Bill” – las composiciones de Bill Rother en “Vida y Amor”. José completó recientemente un álbum de Rock en Español y esta trabajando en por lo menos tres otros proyectos. “Yo simplemente adoro el estar en el estudio y crear música de toda clase. No necesariamente para éxito comercial, pero sólo para la alegría de hacerlo”.

Un proyecto especial, que creció dentro del Estudio de José, es su lanzamiento actual, “El Rey…de José Feliciano”. Este álbum es una colección de doce canciones de Elvis Presley, las favoritas de José, grabadas en su estilo inimitable y lanzado al mercado en Agosto del 2012. “Elvis ha sido una gran influencia para mí, musicalmente, y yo siempre he querido decirle “gracias” de algún modo. Pienso que este álbum quizás ha hecho eso”. Este es otro “género de álbum” que ofrece a sus fans una visión en el reino musical de José Feliciano.

José ha dado el regalo de su tiempo, tesoro y talento, lo que le ha ganado, a través de los años, la reputación de gran humanitario y “Embajador de Buena Voluntad” en el mundo entero. “Nunca olvidaré de donde vine o la gente que ayudó mi familia o a mí a lo largo del camino”. Por esta razón, José presta a menudo una mano o su nombre en apoyo de las causas que él cree son importantes. Aun cuando José ha grabado casi 70 álbumes en su impresionante carrera, aun mantiene su humildad a pesar de todos los éxitos que él ha tenido y, muy notorio, él siente que apenas ha comenzado a compartir sus talentos con el mundo.